¿Cómo evitar la insuficiencia renal y mantener los riñones sanos?

@diariojornada

Diario la Jornada. – Los riñones son muy importantes para el funcionamiento del cuerpo humano, pues son los que se encargan de filtrar los desechos de la sangre y expulsarlos en la orina, de no ser así podría existir una insuficiencia renal.

Cuando estos órganos pierden la capacidad de filtrar dichos residuos, se presenta la insuficiencia renal.

«Cuando la enfermedad renal crónica alcanza una etapa avanzada, niveles peligrosos de líquidos, electrolitos y los desechos pueden acumularse en el cuerpo», destaca la Organización Mundial de la Salud.

La OMS destaca que existen algunos factores que pueden incrementar el riesgo de la insuficiencia renal como la diabetes, la hipertensión, los problemas del corazón, la obesidad y el cigarrillo.

Por su parte, la Mayo Clinic explica que, aunque la insuficiencia renal puede ser fatal y requiere de tratamiento intensivo, «puede ser reversible» si se trata de un paciente que goza de buena salud.

Así las cosas, lo mejor es evitar cualquier tipo de problema con los riñones, para ello, es fundamental mantenerlos sanos. Aquí le contamos cómo.

Tenga una alimentación saludable

Frutas y vegetales frescos y los granos enteros siempre serán una buena opción al momento de cuidar la salud en general.

También es muy importante que disminuya el uso de la sal y el azúcar en sus preparaciones y reemplácelas por especias.

Evite freír sus alimentos, prefiera preparaciones asadas o al horno.

Haga actividad física

La OMS recomienda un mínimo de 30 minutos de actividad física al día en mayores de 18 años. Lo ideal es que se ejercite de 150 a 300 minutos semanales de ejercicios aeróbicos y de 75 a 150 minutos semanales de ejercicios intensos.

Sin embargo, consulte con su médico qué tipo de ejercicios puede realizar, según su estado físico, y con qué frecuencia.

Duerma lo suficiente

Recuerde que dormir es una de las actividades fundamentales para el ser humano, pues durante el sueño se regenera la energía, la concentración, la memoria y todos los demás procesos normales del cuerpo.

Los jóvenes entre los 13 y los 18 años deberían dormir entre 8 y 10 horas al día, mientras que un adulto puede descansar siete horas o más para tener un sueño reparador, según la Mayo Clinic.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Compartir